El otro día hablaba de una tormenta, de su oscuridad y de lo amenazante que me resultó. Hoy traigo algo parecido:

LowSanta’s coming over

Es fotografía en movimiento (que me recuerda vagamente a mis sesiones negras) Qué lástima no haber podido a Sevilla este lunes a verlos.

(Hoy también descubrí que yo elegí el camino menos transitado)