alegrías

La fotografía me da –cuantitativamente- muchas más frustraciones que alegrías. Estas últimas suceden, por ejemplo, cuando alguien encuentra útil o interesante alguna de mis imágenes y me piden usarla en algún proyecto/publicación.

Hace una semana la Geographical Association del Reino Unido me pidió usar mi foto de las cámaras del CCTV de Victoria Station.

ga_captura_imagenEstoy contento porque se trata de una asociación para promover la geografía en la educación. Propone algunas actividades muy interesantes (en la que han usado mi imagen cuestionan el uso de las cámaras de vigilancia)

También se puso en contacto conmigo alguien de adbusters.org para emplear una foto en uno de sus correos. La foto que me pidieron es mi foto de más éxito (si tenemos en cuenta las veces que me las han pedido)

on the air

Que yo sepa la está usando una profesora de la Queen’s University de Ontario para una de sus charlas (disponible en iTunes U) y fue empleada por un diseñador para hacer un flyer:

Flyer con la foto 'on the air' (apaisado)  Reverso del flyer (vertical)

El caso más extraño fue que me pidieron algunos retratos para ser usados en unas pruebas psicológicas de una facultad europea (no recuerdo de dónde) Así que una foto de mi careto estará siendo vista por sujetos en estudio.

Estas fotos no son gran cosa, y si me las piden es por carácter de foto de stock. Fotos artísticas –que grima me da esa expresión- solo he publicado dos, creo. Una de ellas en la edición alemana de la revista Max Magazine. Apenas unos centímetros cuadrados que me llenaron de orgullo.

Revista Max de febrero de 2007

Otra revista alemana,Tomorrow, me pidió uno de mis montajes de fútbol. Pero no sé si se llegó a publicar. De hecho pienso que ambas revistas han desaparecido (¿¡seré gafe!?).  Y siguiendo en Alemania (!!!???) una empresa ha utilizado una instantánea para su calendario de fútbol de 2010, en concreto para el mes de septiembre. No entiendo que hayan usado esta imagen, que es bastante simplona, en lugar del montaje al que me refería antes.

Calendario - septiembre

Como podéis ver hay mucha gente que tiene la educación de pedir la autorización para emplear imágenes y pone los créditos correspondientes. También hay personas que no me lo pide o no pone créditos. No me importa cuando se trata de blogs personales. Sí me molesta cuando se trata de empresas que las usan sin permiso. Ya me he referido al caso con la inmobiliaria, pero en estos últimos días he descubierto a una ingeniera industrial holandesa que ha cogido una foto (la que aparece en Max Magazine) para un sitio comercial  sin poner nada. Le he escrito tres correos pidiéndole que la borre o que acredite el origen/Autor. No me ha respondido.