Esta imagen de Messi celebrando el 6-1 frente al PSG se convertirá en un icono. Al margen del carácter épico de la remontada o de mi afinidad por el Barça, hay que reconocer que esta foto de Santiago Garcés es una maravilla. Se merece toda la atención mediática y difusión que está recibiendo por la dificultad de capturar ese momento y hacerlo tan brillantemente. La explosión de alegría, la culminación de una proeza deportiva, la comunión entre el deportista y la afición… todo queda captura en esta fotografía.